El Congreso de la República agrega una crisis al país en plena pandemia de la covid-19

Negó el voto de confianza al gabinete Cateriano

Sin precedentes. Esta mañana el Congreso de la República le negó la confianza que había solicitado el Gabinete presidido por Pedro Cateriano Bellido  y de esta manera agregó una nueva crisis al Perú: a la grave crisis sanitaria y económica que atraviesa el país a causa de la pandemia del coronavirus, ahora se añade una crisis política.

Sin tomar en cuenta el repunte de casos (439,380 contagiados ) y 20,007 fallecidos oficialmente a causa del coronavirus, menos la penosa situación laboral y económica de miles de peruanos (proyecciones apuntan a una caída del PBI de hasta dos dígitos), 54 congresistas votaron en contra de darle la confianza al gabinete.

Votación del Congreso en la cuestión de confianza del gabinete Cateriano

A favor de la confianza se mostraron las bancadas del Partido Morado y Somos Perú, en contra Podemos, Unión por el Perú, Frepap y Frente Amplio. Los legisladores de Fuerza Popular, al igual que los de Acción Popular votaron divididos. Mientras que Alianza para el Progreso se abstuvo en bloque.

El Gabinete Cateriano, había haber jurado al cargo el pasado 15 de julio, ahora se tendrá que despedir luego de apenas 19 días de trabajo. A eso le tendríamos que restar el día perdido del lunes, cuando todos los ministros tuvieron que estar a la expectativa de la decisión del Legislativo. Todo ello en medio de una pandemia.

Lo que se viene después de la decisión del Congreso

Según el artículo 82 del Reglamento Interno del Congreso lo que ahora sigue es la comunicación inmediata de los resultados al presidente de la República Martín Vizcarra. Posteriormente el mandatario tendrá que aceptar la renuncia del presidente del Consejo de Ministros y de los demás ministros. Más adelante, conformará un nuevo gabinete, donde algunos nombres se podrán repetir.

Sin embargo, durante todo este tiempo los peruanos serán los que paguen las consecuencias de la decisión congresal. Los ministerios quedarán acéfalos y en medio de la incertidumbre de lo que podrá ocurrir en medio de esta crisis. Cada segundo cuenta en esta lucha. Carteras como Salud, Economía y Educación, vitales para superar esta pandemia, tendrán que suspender actividades. Compras de insumos, como oxígeno y medicamentos, podrían quedar paralizadas.

error: Contenido con derechos de autor !!