Guardar cosas compulsivamente es un trastorno

Trastorno es más frecuente en la población.

Muchas personas tienen por manía o costumbre guardar todo tipo de cosas u objetos, comportamiento, cada vez más frecuente, sobre todo, en personas que viven solas y que tienen una conducta de aislamiento social, así lo advierte, Álvaro Toledo, psiquiatra del Centro de Salud Mental Comunitario (CSMC) San Gabriel Alto del Ministerio de Salud (Minsa) en Villa María del triunfo.

Clínicamente se le conoce como “El síndrome de Diógenes«, síndrome del acaparador compulsivo o disposofobia y es cada vez más frecuente. “Este trastorno obliga a quienes lo sufren a acumular objetos, impidiendo deshacerse de éstos, aunque sean inservibles o no cumplan ningún propósito práctico”, agrega.

“En algunos casos, estas personas inician juntando papel periódico, cartones, muñecas, entre otros objetos. Los que la padecen presentan aislamiento social, bajo nivel de higiene y justificación de sus actos. Además, sufren de exceso de ansiedad, tendencias depresivas o problemas para socializar y se caracterizan por sentir una fuerte dificultad a la hora de desprenderse de posesiones materiales, debido a que el desprendimiento material les causa angustia, dolor e incluso remordimiento”, mencionó el psiquiatra Toledo.

Otras características de las personas afectadas es que son muy arraigadas a su hogar y poco receptivas a los cambios; además generan con los objetos vínculos emocionales similares a los que la mayoría de personas experimentan con otros seres humanos y ésta es la principal razón por la que no pueden botarlos a la basura.

Cabe precisar, que a diferencia de un coleccionista que tiene un plan metódico y estratégico asociado a la colección, que elige los objetos, los cuida y los exhibe de cierta forma; quien tiene el trastorno, no tiene esa habilidad para organizar ni la capacidad de valorar esos objetos de una forma que sean protegidos.

De ese modo, el psiquiatra Toledo resaltó que “como se da en personas que viven solas, lo más recomendable es que la familia fortalezca sus vínculos afectivos con las personas mayores de 65 años que viven solas, y ver sus aspectos de higiene y orden. Al identificar alguna señal de este padecimiento debe solicitar apoyo profesional para que reciba tratamiento farmacológico, acompañado de psicoterapia inclusive intervenciones familiares y domiciliarias, según sea el caso”.

El Minsa cuenta con Centros de Salud Mental Comunitario a nivel nacional donde se brinda atención especializada ambulatoria en servicios especializados de psiquiatría, psicología, terapia de lenguaje, terapia ocupacional entre otros que son importantes a considerar en el plan de atención integral de las personas con estos padecimientos y/o entre otros.

¡Compartir es demostrar interés!

error: Contenido con derechos de autor !!