Agua y desarrollo sostenible de Pallasca en riesgo por minería

Informalidad toma las punas.

El agua es un recurso limitado e insustituible que es clave para el bienestar humano y solo funciona como recurso renovable, si está bien gestionado, sin embargo, en la provincia de Pallasca, una zona con muchos recursos mineros, no ocurre esto, por las ilegales actividades que realiza la minería informal, no solo porque agota el suministro con su alto consumo, sino porque también, la contamina con descargas o infiltraciones de relaves o embalses de roca estéril.

Esta actividad no es reciente, lleva muchos años, pero se ha incrementado en los tres últimos años. Sin embargo, a las autoridades políticas y a las comunidades locales, esta situación parece importarle muy poco. En ese contexto, los mineros, en complicidad de algunos dueños de terrenos, han tomado las punas de Pallasca, Huandoval, Huacaschuque y Lacabamba, como centro de su ilegal actividad, contaminando del agua con residuos de kerosene, cianuro de sodio, ácido sulfúrico, entre otros.

Lacabamba

Según, Instituto Geológico, Minero y metalúrgico (Ingemmet), dependiente del Ministerio de Energía y Minas (MINEM), en este distrito pallasquino existen 14 proyectos mineros registrados, sin embargo, la ilegalidad se ha adueñado de la puna de Chora, la cuenca de Chorro grande y otras aledañas, afectando con su relaves y efluentes no solo la biodiversidad, sino también la salud de los pobladores de Chora, Shallapomas y Shullugay.

Pallasca

Este distrito registra 41 proyectos mineros registrados, de los cuales 15 corresponden a la Compañía Minera ELORO Perú SAC, que también, tiene presencia en Huandoval. La minera continúa sus conversaciones con la comunidad campesina de Pallasca, para obtener el indispensable permiso, para utilizar las tierras y así, continuar con el proyecto “La Victoria”. Los pobladores se encuentran divididos, porque las actividades de ELORO, demandará más agua y agudizará el problema existente por el líquido elemento.

En ese contexto, en el distrito se evidencia la falta de agua, sobre todo en los meses de agosto, setiembre y octubre cuando no hay lluvias, esto trae como consecuencia que el vital elemento, llegue por horas o en forma intermitente a las casas de los pobladores. Además, este problema se ha trasladado a los hombres del campo que, ante la poca cantidad, han comenzado a tender mangueras para proveerse del agua, lo que viene generando conflictos entre tomas de regantes. La situación se ha tornado muy crítica, que algunos agricultores ya utilizan aguas servidas para sus tareas agrícolas.

En ese sentido, la pobladora Mary Acosta Corales, defensora de la ecología y del medioambiente, señala que la minera, desde el 2017 busca cerrar un acuerdo con la comunidad. “Ellos, por años han venido insistiendo, para concretar el acuerdo, antes ofrecieron 35 mil, ahora estarían ofreciendo 200 mil por la firma del permiso. ¿Puede un grupo de 200 personas (comuneros inscritos) decidir en nombre de una población de más de 1600 habitantes el uso del agua?, se preguntó, al tiempo expresar su preocupación por el futuro de su pueblo ante las pocas fuentes de aguas existentes.

Además, atraídos por el oro, la minería informal, también llegó al distrito. El centro poblado Llaymucha, es una muestra de la forma como ha ido creciendo, a través del tiempo y muchos llegan desde la vecina región de La Libertad para operar impunemente en complicidad de algunos dueños de terrenos.

Los pobladores han expresado su preocupación y exigen que las autoridades intervengan, ante el grave atentado ecológico y analicen la situación, que comprende satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades, porque agua es vida. (Jacinto Rojas)

Previous Article
Next Article

BUSCADOR

Generic selectors
Coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
post
error: Contenido con derechos de autor !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap