Pallasca: Urge reforzar sistema de salud ante el incremento de muertes y contagios por COVID-19

Alerta la Defensoría del Pueblo.

Ante el incremento de muertes y contagios de COVID-19 que se viene registrando en la provincia ancashina de Pallasca, la Red de Salud Pacífico Norte deberá abastecer con medicamentos e insumos a los establecimientos de salud, demandó Roslin Villanueva, coordinadora del módulo de la Defensoría del Pueblo en Chimbote.

Según explicó, la provincia de Pallasca no registraba muertes provocadas por el coronavirus durante el año pasado e inicios de 2021. Sin embargo, en el último mes y medio se han contabilizado 13 fallecimientos de acuerdo al último informe del 7 de abril de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Áncash. De otro lado, los casos de personas contagiadas de COVID-19 se duplicaron, pasando de 344 a 676 contagios en menos de un mes.

Pese a ello, durante una visita de supervisión efectuada por representantes de la Defensoría del Pueblo se pudo verificar que existen deficiencias logísticas y de recursos humanos que impiden brindar una atención óptima a la ciudadanía de esa parte de la región Áncash.

De otro lado, se pudo conocer que en Cabana, la capital de la provincia, el personal de salud tuvo que recoger los cuerpos de las personas fallecidas para trasladarlos al cementerio de la localidad, debido a la falta de un equipo humanitario de recojo de cadáveres. Asimismo, que no se cuenta con funerarias, lo que dificulta la disposición de los cadáveres de víctimas del COVID-19.

Ante esta situación, el módulo de la Defensoría del Pueblo señaló que resulta urgente que la Red de Salud Pacífico Norte elabore una estrategia de comunicación dirigida a sensibilizar a la población sobre el cumplimiento de medidas de prevención del COVID-19, a fin de disminuir los índices de contagios y muertes por esta enfermedad.

Asimismo, que se dote de la capacidad logística necesaria a los establecimientos de salud, incluyendo la posibilidad de adquirir ambulancias para el traslado de pacientes. «Hemos podido constatar que solo dos médicos, dos obstetras, cuatro enfermeras y tres técnicos deben atender a una población de más de seis mil personas, por lo que también es necesario incrementar el recurso humano y dotarlos de los equipos de protección necesarios para resguardar su salud”, indicó la coordinadora de la Defensoría del Pueblo en Chimbote, tras la supervisión.

La representante de la Defensoría también, se pronunció sobre el desgaste físico y emocional que viene presentando el personal de salud que atiende en los establecimientos médicos de Pallasca. En este sentido, instó también a la Red de Salud Pacífico Norte a realizar un acompañamiento psicológico a todos los trabajadores de primera línea y a respetar los periodos de descanso.

Previous Article
Next Article
error: Contenido con derechos de autor !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap