Breve historia de los tres casinos más antiguos del mundo

El Ridotto de San Moisés en Venecia, Italia, es el primer casino en la historia conocida de la humanidad, allí se empezaron los juegos de casino alrededor del 1638 con el objetivo de que la clase alta italiana tenga un lugar fijo para apostar. Este fue finalmente el puntapié inicial a uno de los negocios más grandes del mundo actual y te contamos los primeros tres de ellos.

El Ridotto de San Moisés en Italia

El Ridotto de San Moisés fue construido en 1509 e inaugurado en 1638 para albergar a la clase alta italiana y europea de siglo XVII que estaba acostumbrada a este tipo de ocio pero que no tenía un espacio dedicado a el, en ese entonces principalmente se disfrutaba de dos juegos muy populares en aquel entonces y que son referencia para dos de los más jugados en la actualidad, el Biribí (actual Bingo) de procedencia francesa y la Basetta, muy similar al actual Black Jack.

En ese entonces, había un código de vestimenta muy estricto que aunque el lugar estuviera abierto a todo público sólo permitía a las clases altas ingresar ya que los jugadores tenían que usar sombreros de tres picos y máscaras para poder participar en los juegos de Il Ridotto. Además, como en la actualidad, los trabajadores que gestionaban las mesas y las partidas representaban a la casa o banca.

El casino de Carhaus en Wiesbaden, Alemania

El segundo casino más antiguo del mundo se encuentra al suroeste de Alemania, en Wiesbaden. El Kurhaus casino Wiesbaden fue inaugurado en 1810 y cuenta con un gran complejo de Spa y casino que se conserva de manera impecable a día de hoy.

Es conocido también por permitir las apuestas más altas en el juego de la ruleta en todo Alemania y de las más grandes de toda Europa.

Además de su historia con el juego y el spa, también es una gran atracción a nivel arquitectónico ya que cuenta con una gran fachada de columnas corintias provenientes de la Belle époque.

Para mayor diversidad, es uno de los centros culturales más importantes de Alemania y Europa donde artistas de todo tipo y reconocimiento se presentan a diario.

El casino de Spa

En el año 1762 Lambert Xhrouet y Gérard de Leau eran los alcaldes de la ciudad de Spa y decidieron construir un casino que se utilice y aproveche del turismo que había al ser una conocida ciudad balnearia europea. El encargado de diseñar el complejo fue Liégeois Jean-Barthélémy Digneffe y lo inauguraron 9 años después del comienzo de sus obras.

Vivió sus mejores años durante el siglo XVIII y luego fue el centro del juego clandestino cuando el gobierno Belga decretó la prohibición del juego.

A pesar de que hoy en día casi no queda nada del edificio original debido a distintos incidentes y remodelaciones, sigue en funcionamiento y es muy concurrido el fin de semana del Gran Premio de Bélgica de Fórmula Uno que se disputa en la misma ciudad.

Previous Article
Next Article
error: Contenido con derechos de autor !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap