Vacuna COVID-19: Advierten falta de equipos para cadena de frío en Áncash

Contraloría detecta falencias.

La carencia de equipos mínimos que garanticen la cadena de frío de la vacuna COVID-19 y la desactualización del padrón de beneficiarios, son los principales riesgos que ha detectado la Contraloría, tras realizar el servicio de control gubernamental en la región Áncash.

El Hospital de Apoyo de Yungay, el Hospital La Caleta (Chimbote), el Hospital de Apoyo Nuestra Señora de las Mercedes (Carhuaz), el Hospital Víctor Ramos Guardia (Huaraz) y el Centro de Salud Palmira (Independencia), figuran entre los nosocomios que forman parte del trabajo de control.

Los riesgos y las recomendaciones contenidas en 14 informes de control concurrente fueron notificadas a los titulares de los hospitales y centros de salud para que adopten las acciones inmediatas que aseguren la continuidad del proceso de vacunación de los profesionales que trabajan en la primera línea de contención del coronavirus.

En el caso del hospital de Yungay, entre las deficiencias halladas están que no cuenta con el equipo mínimo que exige la Norma Técnica de Salud para conservar las vacunas, como un grupo electrógeno, sistema de aire acondicionado y una alarma dual de temperatura. Además, el padrón de beneficiarios se encuentra desactualizado; de la lista de 93 servidores, 3 ya no laboran en dicho establecimiento.

En el Hospital La Caleta, la refrigeradora ice lined para vacunas, no cuenta con un estabilizador de voltaje, tampoco tiene una alarma dual de temperatura, lo que podría generar el riesgo de no mantener la operatividad del almacenamiento y conservación de las vacunas contra la Covid-19.

En el Hospital de Apoyo Nuestra Señora de las Mercedes, no garantiza los equipos suficientes en la cadena de frio para el almacenamiento de las vacunas, debido a que solo cuenta con una refrigeradora ice -lined operativa.

En el Hospital Víctor Ramos Guardia, los ambientes de la cadena de frío no tienen un extintor contra incendio conforme lo señala la norma, asimismo, carece de un manual de calidad vigente, lo cual podría afectar el proceso de almacenamiento de las vacunas.

Y en el Centro de Salud Palmira, se comprobó que se entregaron 54 vacunas sin guía de remisión, situación que podría generar el riesgo de pérdida y un inadecuado control de las vacunas contra la Covid-19.

El Hospital de Apoyo de Sihuas (Sihuas), Hospital de Apoyo de Huarmey (Huarmey), Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón (Nuevo Chimbote), el Centro de Salud Yugoslavia (Nuevo Chimbote), Hospital de Apoyo San Ignacio (Casma), Hospital de Apoyo de Recuay, Hospital de Apoyo de Pomabamba, Hospital de Apoyo de Huari y Hospital de Apoyo de Caraz (Caraz), completan el total de nosocomios vitados por la Contraloría.

Previous Article
error: Contenido con derechos de autor !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap