La Centralita: colaboradores eficaces acusan a consejero de Pallasca

El consejero de Áncash, por la provincia de Pallasca, Martín Espinal Reyes, también ha sido mencionado por colaboradores eficaces que han delatado los actos de corrupción en los que estarían involucrados más de 50 personas en el caso «La Centralita», emblemático de corrupción de Áncash, que involucra a exautoridades, funcionarios, empresarios y periodistas, entre otros.

De acuerdo a las declaraciones, de al menos cinco (05) colaboradores eficaces con identidad protegida, el consejero pallasquino de «Siempre Unidos», sería parte del aparato central de la red de corrupción que encabezaba el exgobernador, César Álvarez Aguilar.

Según la tesis fiscal, Martín Teófilo Espinal Reyes, era parte de la organización criminal liderada César Álvarez, toda vez que participaba en las reuniones llevada a cabo en «La Centralita», lugar donde planificaba, organizaba y detallaba de las actividades ilícitas en agravio del estado.

HECHOS. El revelador testimonio del colaborador eficaz N° 06 – 2014, que consta en la acusación fiscal, señala: «Martín Espinal Reyes concurría al local de Ilios en «La Caleta», por ser del entorno de César Álvarez Aguilar, además que era organizador de toda la actividad en Pallasca como parte de organización criminal (…)»

Otro colaborador, el N° 09-2014, refiere: «Martín Teófilo Espinal Reyes, (consejero de Pallasca) siempre iba a la oficina de Luis Arroyo Rojas, ubicada en la Subregión Pacífico, llevando expedientes técnicos y perfiles técnicos de obra de su localidad, a fin de que determine el monto del diezmo que debía pagar la empresa que lo iba a ejecutar la obra (… )».

Pero no son los únicos, el colaborador N° 11-2014 señala: «Martín Espinal Reyes en su calidad de consejero regional de Pallasca, concurría constantemente a «La Centralita» y al canal 25 a entrevistarse con César Álvarez, a efectos de exigir que le dieran obras que le había prometido en la parte sierra a su sobrino Darwin Espinal Adriano, quien era el encargado de manejar las obras que se le adjudicaban, ello era parte del convenio o trato que tenían el señor Martín Espinal y César Álvarez (… )».

Sobre el particular, Martín Espinal ha reconocido haberse reunido con los mencionados como parte de su trabajo como consejero, pero ha negado participación en los ilícitos, sin embargo, el representante del Ministerio Público, considera todo lo contrario.

El fiscal Arévalo Castillo, ha señalado, que además de los testimonios de los colaboradores eficaces, cuentan con pruebas indiciarias que refuerzan aún más su posición, como son las grabaciones de llamadas telefónicas. «Los números telefónicos del sobrino del imputado Martín Espinal, Darwin Espinal Adriano, que no está por asociación ilícita en este caso, sino por otro delito, hay llamadas entre Darwin Espinal y José Luís Cavassa Roncalla. Solo por poner un ejemplo Martín Espinal y Roy Ypanaque llevaban expedientes técnicos a la oficina (…)».

El Ministerio Público ha ratificado su pedido de 15 años de prisión por el delito de asociación ilícita para delinquir.

A partir del próximo miércoles 14 de agosto, en la Sala  del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria del Sistema Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios, se volverá a ver su caso en el marco del reinicio de las audiencias de «La Centralita», donde se ofrecerán las pruebas y se debatirán los medios probatorios, que la defensa técnica de Espinal Reyes, tratará de rebatir. (Jacinto Rojas)

¡Compartir es demostrar interés!

error: Contenido con derechos de autor !!