Mineras pagan menos tributos, pero reciben más por devolución de impuestos.

Es verdad aunque Ud. no lo crea. ¡El mundo al revés!

SUNAT desembolsó a empresas mineras S/ 5,889 millones por concepto de devoluciones de IGV, mientras los aportes del sector al Estado (IR e IGV) apenas llegaron a S/ 1,944 millones. Tendencia continúa en el primer trimestre del 2017.

La disminución del Impuesto a la Renta (IR) de tercera categoría y el incremento de las devoluciones de IGV a las empresas contribuyeron a la drástica caída de los ingresos del Estado durante el 2016, así lo aseguró la economista, Catherine Eyzaguirre.

La recaudación total se redujo en 0.9% respecto al 2015 y las devoluciones aumentaron en 44%.

Ambos resultados están ligados, en gran medida, al sector minero, el cual presenta cifras de devoluciones de impuestos sin precedentes. En los dos últimos años (2015 y 2016) el monto por devoluciones que recibieron las empresas mineras supera en más del doble la cifra recaudada por la SUNAT por impuestos del sector (ver gráfico 1), señaló la también miembro del  Grupo Propuesta Ciudadana (GPC)

¿Cómo se explica esta situación? En el 2016, la SUNAT entregó S/ 5,889 millones a las empresas mineras como devoluciones, mientras que estas pagaron apenas S/ 1,944 millones por IR e Impuesto General a las Ventas (IGV). Como resultado tenemos ingresos tributarios negativos del orden de S/. 3,945 millones, equivalente al 0.6% del PBI.

Observando el gráfico muchos se preguntarán ¿Cómo así una de las actividades económicas más importante del país, motor de crecimiento económico en los últimos años, este pagando por impuestos menos de lo que recibe por créditos fiscales? ¿Estaremos subsidiando a las empresas mineras con incentivos especiales?

La mayor producción viene acompañada de bajas utilidades.

Las devoluciones se otorgan cuando las empresas exportadoras generan créditos fiscales a su favor por los insumos, bienes y servicios que comprar para su proceso de producción. En ese sentido, el crecimiento extraordinario de la producción minera observado entre el 2015 y 2016 generó un aumento de sus compras en magnitudes similares. Esto trajo como consecuencia el incremento de los créditos fiscales a favor de dichas empresas. Ver recuadro.

En el contexto de disminución de precios observado hasta mediados del 2016, el boom productivo viene acompañado de niveles mínimos de utilidades, comparados con los años del auge minero. En el gráfico 2, vemos la tendencia decreciente del IR (equivalente al 30% de las utilidades) que contrasta con el crecimiento sostenido de la producción minera.

En los años de bonanza las empresas mineras deducían sus saldos a favor del exportador del IR sin que se note demasiado. En cambio ahora, cuando las utilidades son bajas, las empresas solicitan que se les pague en efectivo dicho saldo –cuyos montos han crecido-, así terminamos con las cifras de tributación negativa ya mencionadas.

Otro factor que influye en las bajas utilidades antes de impuestos es que las empresas que realizaron grandes inversiones en los últimos años (Las Bambas, Cerro Verde, Toromocho, Xstrata) vienen utilizando el beneficio de la depreciación acelerada(1) que les permite recuperar buena parte de sus inversiones en el plazo de cinco años.

(1) Este beneficio permite depreciar algunas inversiones a una tasa del 20% por año.

UD. que opina?
error: Contenido con derechos de autor !!