Personas que le gustan los «dulces» son más propensas a sufrir un paro cardíaco.

error: Contenido con derechos de autor !!