Sin reforma policial no pasa nada.

Una vez mas los medios de prensa dan cuenta de un acto vergonzoso cometido por dos malos elementos de la institución policial, estos policías fueron detenidos por asaltar a una menor de edad robándole su celular y cartera.  Ello sucedió en el distrito de San Juan de Lurigancho, ambos suboficiales de tercera Ruben Villafuerte Concepción y Manuel Fernández Montero, empleando sus armas de reglamento y motocicleta policial atacaban a sus víctimas.

Según las primeras investigaciones era costumbre de esos agentes trabajar bajo la modalidad del raqueteo y lo más grave ambos tenían antecedentes de sanciones disciplinarias, por ello en mi opinión es mejor contar con calidad que con cantidad de policías.

Ante la gravedad de este hecho la institución policial anunció la expulsión y procesamiento de ambos contra el delito por patrimonio, no es posible que quienes nos deben proteger sean los que roben o disparen contra los ciudadanos.

El inspector general de la Policía, General Eleuterio Díaz Pérez, reveló que el año pasado un total de 3,700 agentes fueron sancionados, por diversas faltas o delitos cometidos durante sus funciones, de ese número se pasaron al retiro a 86 oficiales y 819 suboficiales, asimismo 27 oficiales y 201 suboficiales fueron suspendidos de la institución por un periodo de dos años, según cifras 2,567 solo recibieron sanciones menores o amonestaciones.

En lo que va de este año 2016, dos oficiales y 38 suboficiales han sido pasados al retiro y 186 suboficiales han recibido sanción, 4 oficiales y 18 suboficiales fueron pasados a disposición y con sanciones de rigor han sido 9 oficiales y 186 suboficiales, son datos de la misma policía, sin duda estas cifras son una parte, ya que sabemos del falso espíritu de cuerpo de algunos policías, pero también hay que reconocer que en una institución de casi 130,000 efectivos, la mayoría son buenos policías que exponen su vida a diario en la lucha contra la criminalidad, pero los malos elementos policiales que no son pocos hacen un gran daño a la imagen policial, sin duda en adelante no se puede tener en servicio a policías con antecedentes con faltas disciplinaria, eso es lo grave de repotenciar a una institución, sin antes haber realizado una profunda reforma estructural, tal como lo hizo Colombia y hoy Honduras.

Finalmente a 30 días de las Elecciones Presidenciales, ningún candidato ha sido claro en el Que haránComo lo harán, Cuando lo harán y a que Costo Económico y Político, los candidatos solo han expresado generalidades, por lo menos yo no escuche algún Plan y Estrategia concreta para desde su primer día de gobierno puedan enfrentar la Inseguridad Ciudadana. (Textos: César Ortíz Anderson)

UD. que opina?

¡Compartir es demostrar interés!

error: Contenido con derechos de autor !!