Nadine en su laberinto

Nadine Heredia busca una ‘salida de emergencia’ en caso de las agendas.

nadine-en-su-laberintoEn las últimas dos semanas, se ha negado a declarar ante la Comisión del Congreso argumentando que ya está siendo investigada por el mismo caso en el Ministerio Público. La Primera Dama, Nadine Heredia, tampoco fue a la prueba grafotécnica programada por la Fiscalía de Lavado de Activos para el último martes señalando que primero debe ser citada en la calidad de investigada. Así evita o demora las investigaciones la Primera Dama.

Por otro lado, si tomamos en cuenta todo lo que ha dicho sobre las cuatro agendas en las que se basa la acusación, ha entrado en serias contradicciones. Cuando en agosto pasado el tema apareció en medios a través de un reportaje de ‘Panorama’, Heredia Alarcón negó que sean de su propiedad. Luego, en una conversación vía Twitter con la periodista Rosa María Palacios entró en una confusa versión con la frase “La verdad es mi letra”. ¿Su verdad era solo lo que ella escriba o declare? ¿Era verdad que las letra en las agendas era suya? Hoy, luego de tres meses, finalmente reconoce que las agendas sí son suyas.

Su abogado, Roy Gates, informó esta mañana, en entrevista a Ideeleradio, que su patrocinada reconoció ante el Ministerio Público que las agendas sí son suyas a través de un escrito, en el que también ha pedido anular la pericia grafoténica. ¿Cual es la explicación para esta nueva versión?

“En principio, para mí, carecía de toda credibilidad y autenticidad. En ese mismo contexto, se entregan a la Fiscalía. Pero para mi toda esta movida periodística impulsada por mis rivales sigue siendo una confrontación política. La primera vez que se hablaba de las agendas se hablaba en las redes sociales, en los pasillos del congreso, en algunos partidos”, afirma Heredia Alarcón, quien señaló también que fue en julio pasado que el grupo Epensa se comunicó con ella consultándole sobre unas agendas que llegaron a su redacción periodística y que luego este tema fue introducido en los medios por el líder aprista Alan García.

La Primera Dama señala que al enterarse de la aparición de las agendas se dedicó a hacer una revisión exhaustiva en su domicilio y ahora ha llegado a la conclusión -oh sorpresa- de que fue víctima de robo, lo cual ha sido informado a la Fiscalía.

“Hice una revisión exhaustiva de mi domicilio, era la primera vez que yo tomaba contactos con esos documentos [copias de las agendas], y pude probar que estos, así como otros artículos no estaban en mi domicilio, donde estuvieron guardados durante mucho tiempo”, dijo Heredia Alarcón sobre las agendas que, según ella, son de hace 9 años.

En una conferencia de prensa en un local del Partido Nacionalista en Jesús María, la Primera Dama señaló que apenas comprobó que había sido víctima de un robo, le pidió a la Fiscalía que le tome la declaración en su nueva calidad de investigada, pero que “hasta el día de hoy, ha pateado esa declaración hasta el 11 de diciembre” con el supuesto “ánimo de terminar una pericia que a estas alturas carece de todo sentido”.

Otro argumento de Heredia Alarcón es que si no acudió antes a la Fiscalía para la pericia grafoténica fue porque no había sido citada aún como investigada.

“El señor fiscal está llevando a cabo las pericias que comenzó a tomarlas una vez que pasé a mi condición de investigada. Pero el fiscal no me ha citado en mi situación de investigada, en octubre hemos pedido que nos cite, es diferente estar como testigo impropio a estar como investigada. En mi condición de defensa les he pedido que me citen y el fiscal por el contrario ha iniciado el peritaje”, dijo.

Para Heredia, las pericias ya no tienen sentido porque está reconociendo que son suyas y que han sido sustraídas de su domicilio. El siguiente paso en su estrategia, como se anuncia en el documento que presentó ante el Ministerio Público, es pedir que se declaren a las agendas como pruebas ilícitas, una vez que ya denunció el robo.

Esta estrategia fue explicada por el abogado Ronald Gamarra, quien señaló que Heredia terminó por reconocer que las agendas eran suyas porque fue “vencida por la realidad” y que tiene claro cuál será su juego:

“Está claro también cuál va a ser su juego los próximos días. Como sus pruebas fueron sustraídas, tendrían la calidad de prueba ilícita y no podrían ser utilizadas”, dijo el exprocurador Anticorrupción a Canal N.

Sobre la pericia grafoténica, Gamarra afirma que esta no debe anularse porque puede servir para determinar “si la única muestra que aparece en las agendas es la de ella y solo de ella”, así como para determinar el tiempo en el que fueron redactadas y para que nadie pueda argumentar después que se modificaron los escritos originales.

Al respecto, Heredia sostiene que las agendas solo corresponden a los años anteriores al 2011, antes de que su esposo, el presidente Ollanta Humala inició su gobierno. Por ello, afirma, no hay delito en el contenido de las agendas y ningún caso de corrupción dentro del Estado. “Son manejos absolutamente privados”, afirmó.

La estrategia de Heredia es, entonces, buscar una salida de emergencia para evitar las investigaciones en su contra por el supuesto delito de lavado de activos. En un contexto de campaña electoral, el tema puede ser usado por ella para victimizarse y por sus opositores (principalmente apristas y fujimoristas) para atacarla a ella y al gobierno de Humala Tasso. (TEXTOS: Jorge Paúcar Albino)

UD. que opina?

¡Compartir es demostrar interés!

error: Contenido con derechos de autor !!